CONFERENCIA DE MUJERES "ADMINISTRANDO MI CASA"'

05 DEZ 2018
05 de Dezembro de 2018

Sábado 1 de diciembre se vivió un tiempo de mucha bendición, una vez más estuvimos reunidas, todas las mujeres que por primera vez fueron parte de estas reuniones.

Conferencia “ADIMINISTRANDO MI CASA”

Si Jehová edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican”. Salmo 127:1

Tema de esta conferencia, que fue preparada con el propósito de mostrar a las mujeres que su día a día, de esposas y madres no es una carga, sino una bendición, si sabemos realizarlo con sabiduría y temor de Dios, sobre todo contamos con la visita del Psicólogo Antonio Rodríguez, Terapia Familiar, que junto a un equipo de profesionales realizan el trabajo de ayudar a jóvenes adolescentes y niños, a la recuperación de algunos traumas y vicios que sufren.

Enseñanza  que abrió el corazón de muchas mujeres, que olvidaron que los niños  son herencia de Jehová que tienen sentimientos, necesitan atención, respeto de parte de sus progenitores, fue tan clara la enseñanza  que la palabra de Dios, también nos recalca (Proverbios 22:4-6).

Ya por la tarde, estuvo con nosotras Harlem Arispe, Ingeniera de Sistemas y administradora financiera del ministerio. Mostrándonos a través de su enseñanza, que se puede disfrutar del fruto de nuestro trabajo, y no vivamos una vida de escases y deudas, teniendo una buena administración de nuestra economía. Sobre todo agradecidas a Dios por sus provisiones.

Malaquías 3:3-12 nos habla que si cumplimos y andamos a la luz de su palabra seremos bendecidos.

Mujeres e que en un momento pensaron que no había salida a sus dificultades, salieron en victoria, sanadas y restauradas, por la mano de Dios, que se estuvo moviendo en el momento que se oró por ellas y sus familiares, estamos seguras que veremos resultados maravillosos, en casa una de ellas.

Primer sábado del mes y el último des del año. Diciembre, agradecidas a nuestro creador por el año 2018 y esperando el 2019, que sabemos que viene con muchas sorpresas y sobre todo esperanza a un mañana mejor, si las mujeres nos levantamos como la mujer de Proverbios 31:10-31

Voltar