Siguenos en:

EL EVANGELIO SEGÚN MATEO CAPITULO 24

16 JAN 2018
16 de Janeiro de 2018

TEMAS IMPORTANTES DE ESTE CAPITULO 

1. Las señales previas al retorno de Jesús, tienen significado para la gente de todos los siglos.

El hecho de que hayan pasado muchas cosas en una generación (la destrucción del templo y la tribulación) significa que por esta señal los creyentes de esa generación se dieron cuenta de la verdad de las palabras de Jesús. El principio de las señales ya empezó. Los discípulos del Señor no deben fijarse en el templo, sino en la señal más segura: el progreso de la predicación del evangelio. 

2a. No podemos fijar el tiempo de la venida e Jesús.

Las señales quieren despertarnos a una vida en vigilante expectación. Pero esta expectación no debe conducir al error en que muchos, algunos sinceros, predicadores cayeron al suponer que habían recibido por revelación el día y la hora del retorno de Jesucristo. También es esto una advertencia para no osar interpretar algunos pasajes en donde se habla de "tiempos o semanas" como si un cálculo exacto mostrara la fecha exacta del fin del mundo. Lo que realmente debe interesar al creyente no es saber la fecha del regreso de Jesús, sino que aguardar aquel día velando, estando preparado en todo momento. Pero esperar no significa inactividad total, sino trabajar humildemente en el reino de Dios.

2b. Los discípulos de Jesús no deben dejarse engañar.

Jesucristo despierta a la realidad a sus discípulos; ellos no pueden equivocarse al creer que en el reducto de los cristianos habrá total seguridad, ya que desde dentro de la misma comunidad de los santos se levantarán falsos profetas, que alardearán de recibir revelaciones concernientes al regreso de Jesús. Éstos ostentarán todo monopolio espiritual, por lo que harán que muchos estén convencidos de que si algo hay que saber del futuro glorioso entonces es necesario escucharlos a ellos, ya que sólo ellos tienen la última palabra. El objetivo de estos falsos profetas es engañar a los crédulos. Mas todo hermano debe saber que cuando Cristo regrese lo hará de forma definitiva y visible para todos.

 3. Temor y alegría, son las únicas dos reacciones de la gente cuando vean la manifestación gloriosa de Jesucristo.

Aún es el tiempo para la predicación del evangelio, todavía las puertas del reino están abiertas para los pecadores. Sin embargo, al igual como en los días de Noé, el tiempo de gracia tiene su límite. Este límite lo determinará Jesús en su regreso glorioso a la tierra. En aquel día muchos quedarán espantados al ver que el humilde Jesús que ellos habían rechazado tan insistentemente, viene ahora para juzgarles por su incredulidad e hipocresía. Todo posible arrepentimiento para entonces será demasiado tarde. No así los creyentes que esperaron el regreso de su Señor, ellos se gozarán en la señal del Hijo del Hombre viniendo en las nubes del cielo. ¿Nos gozamos por la venida de Jesús?

4. El que no pone atención a las señales del retorno de Cristo, no estará preparado cuando Él venga.

El tiempo del diluvio es muy significativo para la generación de hoy. Lo malo de la gente en los días de Noé fue que ocupaba todo su tiempo en cosas triviales, sin poner atención alguna en la predicación del juicio. Al igual que en aquel entonces, la gente de hoy -lamentablemente también entre los creyentes- está echando raíces en este mundo materialista, sin estar atenta a las señales que anticipan el retorno de nuestro Señor, mostrando así desinterés en su venida.

 5. El ministro que espera anhelante la venida del Señor tratará con amor a su iglesia.

También es una muestra de desinterés en la venida de Jesús la actitud de algunos líderes de la iglesia que actúan con autoritarismo, y no atienden humildemente a la grey de Dios sino que la utilizan para satisfacer ambiciones personales. Si los líderes se convierten en déspotas recibirán un duro castigo de parte de Dios.

Voltar

Sede social del Ministerio
Rua goncalves dia 191
Bras 
Tel. (11) 28558928