Siguenos en:

EL EVANGELIO SEGÚN MATEO CAPITULO 15 (del vs 21 al 39)

23 OUT 2017
23 de Outubro de 2017

TEMAS IMPORTANTES DE ESTE CAPITULO

1. Tenemos que respetar el orden de Dios en el plan de salvación: en primer lugar, Israel, después los gentiles. 

Cuando Jesús actuó, el camino hacia los gentiles todavía no estaba abierto. Su gracia es siempre algo maravilloso, sobre todo cuando nos damos cuenta de que no tenemos el derecho a recibirla. Jesús se maravilla de la fe de la mujer cananea, y exclama con alegría: "¡Oh mujer, cuán grande es tu fe!" El Sembrador nota algo de la semilla que cae en buena tierra, ¡en terreno gentil!

 Contra toda oposición, el reino de Dios vencerá al mundo. Sólo la fe abre la puerta hacia el reino de Dios. Aunque esta historia es mucho más que un ejemplo de fe, podemos decir que sí nos exhorta a seguir confiando en el Señor, aunque pareciera que el cielo está cerrado y que Dios está “sordo”. Es la fe que se sostiene de la bondad y promesa de Dios.

2. Con cierta regularidad la imposibilidad suele ocupar a veces nuestra mayor atención.

Esto fue lo que ocurrió con los discípulos. También a nosotros en momentos de escasez nos parece imposible

que ciertas necesidades básicas puedan ser atendidas por Dios. Mas cualquiera que sea la circunstancia, confiemos en el Señor, quien multiplica lo poco para alimentar a muchos. Lo imposible no es obstáculo para que el Señor manifieste su misericordia.

3. Aparentemente olvidamos pronto lo que Dios ha hecho antes.

Los discípulos no presentan ninguna solución ante la necesidad que Jesús les muestra, sino sólo una problemática. Esta no era la primera vez que estaban en una situación similar (ver 14:13-21); se olvidaron que Jesús seguía siendo el mismo ayer, hoy y por los siglos. ¿Pero acaso no olvidamos nosotros también de lo que Dios ha hecho en el pasado, concentrando nuestra atención en el problema del presente?

4. La segunda alimentación es para los discípulos un ejercicio relativo a su futura tarea: alimentar a las multitudes con la Palabra de Dios.

Los discípulos. Aunque piensen que son poca cosa, ellos en las manos del Señor serán instrumentos para saciar con la Palabra al hombre que tiene hambre de Dios. Así la iglesia, ella siempre puede contar que tendrá lo suficiente para alimentar con la Palabra a las naciones.

AVIVA CAMHI

Voltar

Sede social del Ministerio
Rua goncalves dia 191
Bras 
Tel. (11) 28558928