Siguenos en:

EL EVANGELIO SEGUN MATEO CAPITULO 15

16 OUT 2017
16 de Outubro de 2017

TEMAS IMPORTANTES DE ESTE CAPITULO

1. La esencia del pecado es desobediencia a Dios, lo que trae falta de amor hacia Él y el prójimo.

Hábilmente los líderes judíos evitan la realización de un mandamiento del decálogo, "honrar a los padres", con otro que aparentemente muestra gran consagración. Es increíble cómo a veces se puede llegar a anular la Palabra de Dios con alguna tradición de hombres, o con la incorrecta utilización de la Escritura. En conclusión, esto es abusar de la Palabra. En cuanto a esto podemos pensar en un ejemplo práctico: un creyente que fielmente asiste al templo, pero que un día es solicitado por sus padres para algún servicio, rehúsa hacerlo; pues dice que no puede faltar a una reunión, cuando la verdad es que no quiere ayudar a sus padres.

2. Es bueno velar por nuestra conducta externa, pero ocupar el tiempo en ello nos puede hacer olvidar que nuestro interior es pecaminoso.

Los escribas y fariseos creen que debe existir una diferencia externa entre el pueblo de Dios y los gentiles, y probablemente no esté mal; pero daban tanto énfasis a este aspecto que olvidaron que ellos mismos eran pecadores delante de Dios. El creyente debe vivir conforme a una conducta que lo diferencie del mundo. Pero hacer hincapié en los “pecados" que tienen que ver con el exterior, la forma de vestir, un vasito de vino, etcétera, muy fácilmente puede conducir a la hipocresía, en el cual se pasa por alto los pecados reales que interrumpen la relación y comunión con Dios.

3. La evidencia de la verdadera fe no se halla en nuestra religiosidad, sino en la aceptación de Jesucristo, quien nos revela nuestra pecaminosa condición.

Primeramente, hemos de decir que la verdadera fe en Jesús, el Salvador, es un regalo de Dios mismo (compare el v.13). Los religiosos siempre tropiezan con un Jesús que denuncia, a pesar de los actos piadosos, que el corazón es pecador. Estos hombres pensaban que sus quehaceres religiosos eran señales de una genuina fe en Dios, mas al negar a Jesús como Hijo de Dios estaban mostrando que sus actividades eran producto de la carne y no de una relación viva con Dios. Aún, en nuestros días, existen muchos que piensan que la religiosidad es una prueba de la fe verdadera, olvidando con esto que el único que puede y quiere dar esta fe es Dios el Padre. Por tanto, hay que pedirla siempre a Él.

 

AVIVA CAMHI

 

Voltar

Sede social del Ministerio
Rua goncalves dia 191
Bras 
Tel. (11) 28558928