PONGA SU MEJOR CARA

23 JUL 2018
23 de Julho de 2018
SOY RESPONSABLE DE LA CARA QUE PONGO

Hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada.

Cierto día un perrito, buscando refugio del calor abrasador, logró meterse por un agujero. Subió por las viejas escaleras de madera y se encontró con una puerta semiabierta. Lentamente entró en el cuarto. Para su sorpresa, encontró que allí había mil perritos más que lo observaban fijamente a los ojos. Cuando se dio cuenta de que no estaba solo, comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los mil perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos. El animalito se quedó sorprendido al ver que los mil perritos también hacían lo mismo.

Cuando salió de la habitación, pensó y dijo para sí mismo: “¡qué lugar tan agradable; voy a venir más seguido a visitarlo!”.

Tiempo después, otro perrito callejero entró en el mismo lugar. Pero, a diferencia del primero, al ver a tantos perros, se sintió amenazado, ya que lo estaban viendo de una manera agresiva. Empezó a gruñir; obviamente, los mil perritos le gruñían a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los mil perritos le ladraron también a él. Cuando salió del cuarto, dijo: “¡Qué lugar tan horrible es éste, nunca más volveré a entrar!”.

Ninguno de los dos perritos supo que en el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía: “La casa de los mil espejos”.

PARA PENSAR Y PRACTICAR

Usted no es responsable de la cara que tiene, sí de la cara que pone.
Si no le gusta lo que recibe, revise muy bien lo que está dando.
Domine sus emociones negativas. Es mucho mejor encender un fósforo que lamentar la oscuridad. El poder de una actitud positiva es ilimitado.

Usted no podrá cambiar el pasado; no podrá cambiar la forma en que los otros reaccionarán; menos aun podrá cambiar lo inevitable; lo único que puede cambiar es su actitud.

Vivir con una actitud de agradecimiento es, sin duda, la mejor forma de vivir la vida.
Hay muy poca diferencia entre las personas, pero esa pequeña diferencia produce una gran diferencia. Esta diferencia es la actitud.

Una actitud dura es una enfermedad terrible. Produce una mente cerrada y un futuro oscuro. Cuando la actitud es positiva, la mente se expande y comienza el progreso.

Viva como si tuviera todo el tiempo del mundo, reflexione como si fuera su última oportunidad y ame como nunca antes lo ha hecho.

Lectura bíblica: “Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes” (Lucas 6:31).
________________________________________________________________________________________
Voltar